Entradas Aleatorias

martes, 4 de noviembre de 2008

No estirar antes del ejercicio.

La práctica generalizada de elongar los músculos antes de iniciar el deporte parece no dar buenos resultados. No si al final lo haremos bien.

Antes de iniciar cualquier tipo de actividad deportiva entre los movimientos de calentamiento más habituales se encuentran las elongaciones estáticas, estiramientos mantenidos durante 20 a 30 segundos.

Una técnica que según los resultados de un estudio llevado a cabo en la Universidad de Nevada, produce resultados contraproducentes, ya que los músculos elongados generan menos fuerza de lo que lograrían sin ningún tipo de estiramiento, con disminuciones de hasta el 30%. Elongar una sola pierna puede reducir también la fuerza de la otra, probablemente por el sistema nervioso central se rebela contra los movimientos. "Hay una respuesta inhibitoria neuromuscular a la elongación estática", dice Malachy McHugh, director de investigaciones del Instituto Nicholas de Medicina Deportiva y Trauma Atlético del Hospital Lenox Hill, en Nueva York.

El músculo estirado responde menos y permanece debilitado hasta 30 minutos después de la elongación. La receta correcta parece ser la de elevar la temperatura corporal con una actividad aeróbica ligera, con un simple trote ligero por ejemplo. La elongación dinámica, que consiste en estirar los músculos en movimiento, aumenta la fuerza, flexibilidad y rango de movimiento.
Bookmark and Share

Artículos relacionados


1 comentaris:

salva dijo...

Por qué te crees que no calentamos,periko?